martes, 18 de noviembre de 2014

UNIPOST SE TAMBALEA


Los malos resultados económicos de la compañía en los últimos años, cuyas pérdidas en 2013 superaron los 9M€, resultan ser ya algo más que "un bache", del que la dirección se venía mostrando confiada en salir, pero la realidad en estos días apunta finalmente hacia la venta de la empresa, repitiendo así el intento realizado hace un año.



UNIPOST SE PONE EN VENTA 



La familia Raventós (55%) 

y el grupo Deutsche Post (con el 37,69%) han puesto a la venta un negocio postal en pérdidas y con continuos problemas laborales dejando el encargo en manos de la consultora Deloitte.

El presidente de Unipost es Anton Raventós, un histórico de Codorníu, a cuya cúpula perteneció durante tres décadas. Fue director de producción de la firma de cavas hasta 2009. El director general de Unipost, Pablo Raventós, es por su parte primo de la presidenta de Codorníu, María del Mar Raventós.

En esta ocasión,  los propietarios pretenden que el comprador alcance el 100% de las acciones o bien, un paquete suficiente para asumir el control.


ERE ANULADO POR LA AUDIENCIA NACIONAL

Los propietarios se comprometieron el pasado enero a realizar una ampliación de capital de seis millones de euros para salvar la empresa. Sin embrago, los sindicatos aseguraron que nunca se inyectó dicha cantidad. 

A los problemas económicos se sumaron los laborales, entre ellos una huelga que produjo varios retrasos en los envíos. 

En octubre, la Audiencia Nacional declaró nulo el expediente de regulación de empleo (ERE) para más de 300 trabajadores de una plantilla de unas 2.600 personas.





No hay comentarios:

Publicar un comentario