martes, 30 de septiembre de 2014

HIPÓTESIS: CORREOS EN UNA CATALUÑA INDEPENDIENTE

En febrero de 2013, la Generalitat de Cataluña creó el Consejo Asesor para la Transición Nacional (CATN) como órgano de asesoramiento jurídico y técnico en relación con el llamado proceso soberanista planteado en esta Comunidad Autónoma.




El Consell Assessor per a la transició nacional

Las funciones encomendadas al nuevo órgano son las siguientes:

• Analizar e identificar todas las alternativas jurídicas disponibles sobre el proceso de transición nacional.

• Asesorar al Gobierno de Cataluña sobre la identificación de las estructuras estratégicas para el funcionamiento futuro del Gobierno y de las instituciones catalanas, y optimizar los recursos disponibles.

• Proponer actuaciones e impulsar la difusión del proceso de transición nacional entre la comunidad internacional e identificar apoyos.

• Asesorar al Gobierno de Cataluña para desarrollar las relaciones institucionales y garantizar el conjunto del proceso.


INFORMES DEL "CONSELL ASSESSOR PER A LA TRANSICIÓ NACIONAL" 

Hasta la fecha este Consejo Asesor ha elaborado distintos informes, de los que, en este momento, alejado de cualquier debate político, sólo me interesa destacar aquí el número 5, de fecha 20 de diciembre de 2013, donde, en el marco de las TIC, y con cierta desorientación, a mi juicio, se analiza el encaje de los servicios postales en una hipotética Cataluña independiente.










El Servicio Postal: Correos

Descripción

Se pone de manifiesto en el aludido informe que las comunicaciones postales han sido consideradas por la ONU como una materia de especial relevancia en relación con los objetivos que persigue la propia Organización de promover la cooperación internacional en los ámbitos social, económico, cultural y educativo, entre otros.

Se constata el hecho de que la Unión Postal Universal (UPU) está vinculada a la ONU en virtud de un acuerdo específico, formalizado de acuerdo con las previsiones del artículo 57 de la Carta de las Naciones Unidas.

La UPU, relata el informe, ha establecido como uno de los principios básicos en materia postal, el llamado "Servicio postal universal " en virtud del cual la población disfruta del derecho a un servicio postal universal consistente en una oferta de servicios postales básicos de calidad, prestados de forma permanente en todos los puntos del territorio y a precios accesibles; corresponde a los países miembros determinar el alcance de estos servicios postales (Actas aprobadas por el XXII Congreso de la UPU, en Beijing el 15 de septiembre de 1999).

En consecuencia, se afirma en el informe que existe consenso en la comunidad internacional sobre la necesidad de que los Estados den satisfacción al derecho de los ciudadanos a un servicio postal universal y que es por eso que una de las actuaciones públicas que debe impulsar todo Estado de nueva creación es la prestación del servicio postal universal.

Por lo tanto, en este punto, el informe asegura que: 

"Si Cataluña se convirtiera en un Estado estaría obligada a prestar el Servicio Postal Universal (SPU)"


No pasa desapercibido en el mencionado informe que en España los servicios de correos y telégrafos han sido recientemente liberalizados, pero que la prestación del servicio postal universal ha sido otorgada por el Estado a la Sociedad Estatal Correos y Telégrafos, S.A. por un periodo de 15 años, por aplicación de la Ley 43/2010, de 30 de diciembre, del servicio postal universal, de los derechos de los usuarios y del mercado postal.

También se hace la consideración de que la correspondencia postal "no es despreciable" aunque haya retrocedido en gran medida, empujada por la penetración de los servicios de Internet y muy notoriamente por el correo electrónico.

Marco competencial

Con rotundidad, el informe reconoce que el Estado español, como miembro de la Unión Postal Internacional (UPU), es el titular de la competencia en materia postal y que la Generalitat no tiene ninguna competencia y no ha actuado nunca en este campo.

La pertenencia a la UPU o el reconocimiento por esta organización de un determinado territorio como territorio postal permite, además, que la International Organisation for Standardization (ISO) pueda otorgar a un país o territorio un código de Internet de país (country code Top-Level-Domain o ccTLD), que es un código de dos letras. 

En España le corresponde el ccTLD ".es". Entienden los redactores del informe que a Catalunya le correspondería otro epígrafe, que podría ser el epígrafe. “.cat”, usado desde hace tiempo en webs, correos electrónicos y en el resto de operaciones a la red.

Escenarios de colaboración y riesgos


1. Traspaso de la gestión del servicio:

No se duda en el informe de que para mantener el correcto funcionamiento del servicio postal en Catalunya habría que acordar con el Estado el traspaso de la gestión del servicio.


2. Riesgos del no traspaso:

Si no fuera así, el principal riesgo, según el informe, derivaría del hecho de que la sociedad estatal prestataria del servicio universal de correos podría paralizar sus actividades, impidiendo la entrada y salida de correspondencia con el extranjero y la circulación y distribución de correspondencia en el interior del país.

Alternativa contenida en el informe

Acordar con alguna o algunas empresas privadas de servicios postales la sustitución de los servicios de la sociedad estatal mientras el Gobierno del nuevo Estado no organice el servicio postal de Catalunya.

Sistemas de cobro

El informe también considera importante remarcar la necesidad de dar solución a los diferentes sistemas de cobro por los servicios prestados (franqueo a máquina, franqueo mediante sellos y acuerdos de franqueo pagado).

"Para los sellos se podrían emplear las soluciones habituales en casos similares. Inicialmente se puede sobrecargar sellos españoles no expedidos que estén depositados en Catalunya, para inmediatamente proceder a la impresión de sellos emitidos por la nueva Administración.Deberían adoptarse medidas para permitir el funcionamiento de las máquinas de franqueo, que es la solución empleada por las grandes emisoras de correo"

Correspondencia internacional

En cuanto a la salida de correspondencia hacia el extranjero y la recibida desde el extranjero, en el informe se recoge que deberían atenderse todos los condicionantes internacionales que permiten dar el servicio a los correos externos y para que los correos extranjeros distribuyan todo lo que se genere en el interior de Catalunya con destino al extranjero. 

Organismos internacionales con los que, según el informe, se debería negociar y conseguir el reconocimiento y la asociación:

-UPU (Unión Postal Universal). Sede en Berna, con 192 países asociados. "Es un proceso lento, aunque hay vías para lograrlo".

- Acuerdos REIMS, por los que los estados se pagan entre ellos los servicios postales que se prestan, en función pero de la calidad de la prestación. Son acuerdos generales, pero negociados país a país, lo que "requeriría bastante tiempo y muchas negociaciones". De hecho, debería ser una de las primeras figuras a incorporar, desde el primer momento de la nueva situación institucional.

-¿Acuerdos IPS? (Internacional Postal Services), para el seguimiento en tiempo real de los envíos postales. Incluye incluso el establecimiento de antenas de seguimiento en todo el territorio. Aunque es complejo, no sería excesivamente difícil porque todos los países están interesados en poder realizar el seguimiento o trazabilidad de determinados envíos. (Creo que aquí los redactores del informe se han perdido)

-En función de la integración del nuevo Estado en la Unión Europea, serían necesarios los contactos directos y permanentes con las autoridades europeas en Bruselas para tratar aspectos fiscales (el tratamiento del IVA en los servicios postales es muy complejo y todavía no es igual en todos los países), aduaneros y legales (todas las modificaciones de las directivas postales y los efectos y desarrollo en cada país, etc.) entre otros

TELÉGRAFOS

Se puede leer en el informe que el servicio de telégrafos, aunque todavía está en funcionamiento, su uso es muy reducido, por lo que entienden que podría no ser una prioridad máxima garantizar su funcionamiento en una primera fase.

                                      LA ADMINISTRACIÓN POSTAL

En lo tocante a la Administración Postal, se plantea en el informe que en un primer momento y en función del cese o no de la prestación de los servicios de correos por parte de la Sociedad Estatal Española, habría que disponer de una entidad o dirección que coordine la puesta en marcha de los servicios transitorios.

Posteriormente refiere que  "sería necesario prever la aprobación de una ley postal propia, la creación del Servicio Postal catalán, mediante el otorgamiento de la misión de prestar el servicio postal universal a una entidad y la aprobación de la financiación de este servicio, así como la creación de una autoridad postal independiente.

CONCLUSIÓN PERSONAL SOBRE EL INFORME

Me resulta absolutamente inconsistente
Sugiero al Consell, o las redactores del informe, que recaben información
El asunto requiere mayor profundización
No se alude en ningún momento a los empleados



No hay comentarios:

Publicar un comentario