miércoles, 8 de agosto de 2012

MEDALLA DE PLATA PARA LOS CARTEROS RURALES DE ASTURIAS


No hablamos de los Juegos Olímpicos.

Hablamos de la exquisita distinción que el Consejo de Gobierno del Principado de Asturias ha hecho hoy al conceder la MEDALLA DE PLATA DE ASTURIAS al Colectivo de Carteros Rurales de aquella región, en reconocimiento, según consta en acta, al grupo de hombres y mujeres, que a lo largo de los años han sido y continúan siendo testigos y actores privilegiados en la evolución del mundo rural y de sus gentes, y a su enorme contribución al mantenimiento de las tradiciones, así como por su ayuda para alcanzar el progreso.



Las medallas de Asturias, reguladas en un ley de 1998,  se

reservan para premiar méritos verdaderamente singulares

que concurren en personas o instituciones cuya importancia

y trascendencia para los intereses generales de la

comunidad autónoma les haga acreedores.




Así está escrito este reconocimiento:

  • COLECTIVO DE CARTEROS RURALES

La historia del cartero rural en Asturias ha estado y está ligada a sus gentes, a las tradiciones, a la vida en el campo. Los carteros rurales han sido siempre gentes del pueblo y su historia está unida al progreso, al ayer y al mañana.



Son parte de la historia de esta tierra porque han vivido durante siglos con la realidad de nuestros antepasados. Han contribuido y han ido de la mano de la evolución desde lo que ha sido a lo que es hoy el mundo rural integrándose y adaptándose perfectamente a las nuevas necesidades de sus gentes. El cartero, y desde hace unos años, también la cartera, no sólo llevaba diariamente las noticias del hijo que se había ido al servicio,  sino que ha mantenido a estos en contacto con sus familias y con su tierra; en ocasiones ha leído sus mensajes a los receptores y, con frecuencia, ha presenciado lágrimas y ha compartido sus emociones.

En esa época no tan lejana en la que los asturianos partían hacia América en busca de una mejor forma de vida, la carta era el único medio para mantener en contacto a las familias; a los abuelos, a los padres, a las esposas o a los hijos que esperaban las noticias les resultaba, así, más llevadera la distancia.

Hoy es una figura pública que está todos los días en contacto con los ciudadanos de las zonas rurales; además de las noticias, es frecuente su ayuda a las familias acercando medicamentos y  facilitando otras necesidades urgentes.

Mucho podrían decir en su favor los ayuntamientos, todos en Asturias tienen zonas rurales, pero muy especialmente en el oriente y occidente de la región y en las pequeñas poblaciones de la zona central; también los periódicos diarios regionales, que durante años sólo llegaban a determinada zonas a través de los carteros; las empresas eléctricas que veían llegar los recibos para su cobro y como se entregaban con las direcciones más que difíciles; las asociaciones de mujeres rurales o los sindicatos, que saben de su contribución a la cohesión social que defienden.

La concesión de la Medalla de Asturias, en su categoría de plata, al colectivo de carteros rurales, constituye pues, un reconocimiento institucional por su enorme contribución al mantenimiento de las tradiciones y por su impagable ayuda para alcanzar el progreso.

DESDE ESTA PÁGINA, MI SINCERA ENHORABUENA QUE SEGURO QUE COMPARTE GRAN NÚMERO DE MIS LECTORES.

No hay comentarios:

Publicar un comentario