miércoles, 11 de abril de 2012

A VUELTAS CON LA COMISIÓN NACIONAL DEL SECTOR POSTAL

Comentábamos aquí, 


que el pasado 24 de febrero el Consejo de Ministros ponía sobre la mesa un anteproyecto de ley en el que se contempla la integración de la COMISIÓN NACIONAL DEL SECTOR POSTAL, junto a otros siete organismos reguladores, en un único órgano supervisor que se denominará Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, adscrito al Ministerio de Economía y Competitividad.

Estos son los actuales ocho organismos reguladores -de distintos sectores de actividad-  que el Gobierno pretende suprimir para implantar el nuevo modelo regulatorio a través de  un único supervisor.

.Comisión Nacional del Sector Postal
.Comisión Nacional de la Energía
.Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones
.Comisión Nacional del Juego
.Comisión de Regulación Económica Aeroportuaria
.Consejo Estatal de Medios Audiovisuales
.Comité de Regulación Ferroviaria
.Comisión Nacional de la Competencia 

El anteproyecto de Ley de creación de la (futura) Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC), actualmente en fase de informe por los organismos y partes  afectadas parece estar ofreciendo ciertas dudas acerca de sus "bondades" y, desde la propia Comisión Nacional del Sector del Sector Postal se alerta de las posibles disfunciones, la inseguridad juridica o las incertidumbres en los mercados que podría generar una precipitada puesta en marcha del nuevo modelo de integración.   

La Comisión Nacional del Sector Postal toma como referencia a aquellos países europeos que, frente al modelo anglosajón, más unisectorial, han optado también por un modelo más integrado, singularmente Alemania y Holanda, detectando que estos han cimentado el desarrollo de estos procesos en el diálogo y el establecimiento de plazos suficientes.

Así en Alemania el Bundensetzagentur (BNetzA), organismo independiente encargado de regular los sectores de electricidad, gas, telecomunicaciones, correos y transporte ferroviario es el resultado de un proceso de integración dilatado en el tiempo en el cual a la autoridad reguladora de telecomunicaciones y postal, existente  desde 1998, se le suma energía en 2005 y transporte ferroviario en 2006. En la actualidad convive con el Bundeskartellamt, autoridad de la competencia.



En Holanda el Nederlandse Mededinginsautoriteit


   
es el organismo que se encarga de la defensa de la competencia así como de la regulación de los mercados de energía y transporte.

Existe también un regulador independiente de los mercados de telecomunicaciones y postal, el Onafhamkelijke Post en Telecommunicatie Autoriteit (OPTA).

El primero de ellos funciona desde 1998 y el segundo desde un año antes.

En marzo de 2011, el Ministro de Economía holandés anunció el proceso de fusión entre ambos y con la oficina de protección al consumidor en un nuevo organismo, subrayando que éste comenzaría a ejercer sus funciones a partir del 1 de enero de 2013. 

Entiende pues la Comisión Nacional del Sector Postal que el modelo de regulador propuesto por el Anteproyecto de Ley es un modelo nuevo que se quiere implementar a una velocidad sustancialmente superior a la empleada por Alemania y Holanda.

El modelo holandés se menciona expresamente en la Exposición de motivos como referente a tener en cuenta, claro que en ambos casos, el alemán y el holandés, se corresponden con economías con un grado de eficiencia, productividad y competitividad superior al de nuestro país.

Por otra parte, la mayoría de países de la Unión Europea han apostado por un grado de integración de sus órganos reguladores bastante menor al del anteproyecto de Ley aprobado por el Gobierno de España, por lo que todo apunta a que los trámites previos a su conversión en Ley vaya a tener un recorrido con más resistencias de las inicialmente previstas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario