viernes, 20 de abril de 2012

EN CORREOS NO HABRÁ "DESPIDOS"

EN CORREOS NO HABRÁ “DESPIDOS”...de momento
Se veía venir que los titulares de la noticia en los medios de comunicación, tras la comparecencia del presidente de Correos en la Comisión de Presupuestos del Congreso el pasado jueves, iban a ser los que han sido, a saber: “Correos recortará 2.000 empleos…” “Correos despedirá a 2.000 trabajadores…”..."Tijeretazo de Correos..."


Permítanme que haga algunas observaciones para matizar la “crudeza” de estos titulares que no resultan del todo exactos y pudieran generar frustraciones innecesarias:
Los “ajustes” (sin despidos) en la plantilla de personal de Correos se vienen haciendo desde 2002, a raíz de la transformación de Correos en una sociedad anónima (estatal), fecha a partir de la cual los nuevos ingresos de personal en la Compañía se realizarían en régimen de contratación laboral y los funcionarios –en aquel momento unos 40.000- que estaban adscritos a la entonces entidad pública empresarial Correos y Telégrafos, quedaron legalmente declarados “a extinguir”. 
Así, entre las jubilaciones producidas en este devenir de los diez últimos años, la salida de otros varios miles de funcionarios hacia otros departamentos de la Administración Pública, a través de los concursos generales de provisión de puestos, y también los acogimientos voluntarios a la situación de excedencia voluntaria incentivada, al día de hoy estamos hablando de la presencia (aún) activa de unos 22.000 funcionarios en Correos.   
A este colectivo es al que hacía referencia Javier Cuesta, presidente de Correos, en su comparecencia parlamentaria, cuando anunció que este año se llevará a efecto un ajuste de la plantilla de funcionarios –dijo “funcionarios”- en unas 1.900 o 2.000 personas para adecuarse a la caída de la demanda. Acaso le faltó precisar: “como viene siendo la media habitual en los anteriores ejercicios”. De la propia Memoria de Correos (2007) extraemos el dato de la existencia de 66.463 empleados (65.924 en 2008, 64.037 en 2.009, 61.819 en 2010). El pasado jueves Javier Cuesta, avanzando de alguna manera el dato de 2011, nos indicaba la cifra de 58.000 empleados.
Concretó explícitamente además que este recorte funcionarial se llevará a cabo a través de bajas incentivadas o traspasos de funcionarios de Correos a la Administración General del Estado, entre otras medidas, faltándole de nuevo acotar que así es como se viene haciendo desde hace varios años. Es decir, que esto del recorte funcionarial no sería noticia, pero los titulares de prensa tienen su "precio".


Por supuesto que en un segundo plano ha quedado una importante parte de su intervención, en la que, frente al “recorte funcionarial”, se ha referido, en relación con el personal laboral, al mantenimiento del compromiso incluido en los Acuerdos firmados en abril del pasado año, con los agentes sociales, junto al III Convenio Colectivo, para reducir la tasa de temporalidad del empleo, calificando al esperado proceso de consolidación de empleo como de “absolutamente necesario” y así lo comenté en una entrada de ayer.
Insisto en afirmar que no es demasiado arriesgado interpretar estas manifestaciones como una declaración de intenciones de cara a avanzar en las previsiones de la reunión de la Comisión Central de Empleo de noviembre 2011 acerca de una convocatoria de ingreso para personal laboral fijo, que permita reducir al menos en un 6% esa temporalidad del empleo en Correos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario