domingo, 29 de enero de 2012

BOLSAS DE EMPLEO, LARGUÍSIMA ESPERA

Hoy, 29 de enero de 2012, se cumplen seis meses desde que finalizara el plazo para la presentación de solicitudes de inscripción en las Bolsas de Empleo provinciales de Correos y quienes la presentaron dentro del plazo establecido, al parecer alrededor de 400.000 personas, aún siguen esperando que se produzca "el parto"



Un sólo movimiento ha tenido lugar desde entonces: el pasado 10 de noviembre, Correos, a través de su página web, ofrecía a los solicitantes la posibilidad de comprobar la baremación efectuada a la vista de sus peticiones, dando un plazo de ocho días para efectuar alegaciones en su caso. Hasta ahí.

Comoquiera que el "parto" de las Bolsas de Empleo tiene que ser un paso previo a la convocatoria de ingreso comprometida en la firma del III Convenio Colectivo, se nos antoja pensar que sería bueno que sin más demora se diera luz verde a la continuación del proceso abierto ante la expectativa creada por el mismo.

En este sentido, en la Comisión Central de Empleo celebrada el pasado 15 de noviembre se acordó que el cierre de las negociaciones de las bases de la Convocatoria de Ingreso se produciría antes del 31 de enero (de 2012). Sólo quedan dos días para esa fecha y hasta este momento ese compromiso no se ha hecho realidad.

No se nos escapa que, tras la formación del nuevo Gobierno salido del resultado de las elecciones del 20-N, el Consejo de Administración de la Compañía tendrá nuevos nombres y apellidos y que el actual presidente dejará el sillón a otra persona al frente de la Sociedad Estatal. No obstante, la dilatación en el tiempo de los "relevos políticos" en Correos no pueden servir de justificación para la paralización de un proceso abierto que tiene que ver con el empleo en un país devorado por el paro.

Cuestión de responsabilidad. Si el actual Presidente todavía cobra la nómina con cargo a la Sociedad Estatal Correos y Telégrafos, S.A., creo que todavía sigue siendo su responsabilidad cumplir lo acordado, al margen de Ferraz y de Génova.  Por su parte, las organizaciones sindicales firmantes del Convenio debieran también ejercer su papel con mayor energía que la demostrada hasta el momento. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario